25 de marzo de 2012

Sicigniano d.Alburni - Vietri di Potenza

Lo ocurrido a fecha de 25 de Marzo es para contarlo embriagado, con los amigos en un momento de bajón o tumbado en el sofa de tu psiquiatra de confianza...

Salimos alegres de Sicigniano bien comidos y bien bebidos, hacemos fotos y saludamos a la gente del pueblo puesto que no hacen otra cosa que mirarnos detenidamente, quien sabe lo que aparentamos a ojos de esta buena gente de pueblo, cargados hasta los topes y con un acento de Italiani súper churro diciendo "Bonjooorno". Solo los Españoles y me atrevo a decir mas, los Valencianos como yo, somos capaces de pronunciar tan exagerado el Italiano, como si dando mayor énfasis a las palabras nos fueran a entender mejor. En fin,



La ruta da comienzo bajando el pueblo para enlazar dirección Potenza, ocurre entonces una de las peores decisiones tomadas por un aparato electrónico conjuntamente con la torpeza de una persona, la mia. El Gps no traza la misma ruta que el bueno de Armando, residente de Sicigniano, nos hizo en google maps para llegar a Potenza. Por lo que nos envía en la misma dirección pero con una desagradable sorpresa personificada en desnivel del 18 quien sabe si 20% en subida.

Cabudets, echamos manta al cuello, empezamos a gemir como lobos cuesta arriba culminando la subida mas dura de la mañana y tan dura, que si dudabas tan solo un instante en bajar el incremento de fuerza ibas a tener problemas con tanto desnivel, peso y cansancio por haberte rendido. Esto merma nuestras energías y las subidas no hacen mas que empezar, el físico necesita abastecerse, segundo error.
Es domingo y no llevamos prácticamente nada de comer con nosotros. El plan era simple, parar en check points como bares y súper markets para comprar comida y no cargar con ella hasta zona hostil,  pero este Sur de Italia ni por asomo es pequeño, ni fácil, ni esta plagado de carteles luminosos con gratuita invitación al consumo, al contrario.

Son las 14:00, he podido gozar de un Snaker de mis preferidos junto con una naranja durante la mañana, Marcos tan solo la naranja (por cierto valenciana). Parece a broma y es quizá la mejor forma de tomarlo una vez superado pero el lema tot menos apurar-se callo empicado tan solo el segundo día de riding.

Llegamos a un pueblo llamado Caggiano y todo cerrado, preguntamos a la gente del pueblo y nos informa que a tan solo 2 o 3 km saliendo del pueblo hay buen restaurante. Desolados de hambre y cansancio salimos con la certeza de llenar el buche como animales que somos...Acontece entonces la tercera y ultima gran cagada del día. Tras bajar Caggiano viene subida y ni rastro del "Restaurante", pasan 3 kilómetros y nos encontramos con nada, solo carretera y buenas vistas que de nada valen cuando lo mas importante de la escala de necesidades empieza a faltarte con tanta intensidad. Llueve, empieza a tronar con fuerza, Marcos empieza a cagarse en todo, yo atisbo algo de energía que me permite seguir pedaleando pero tras cada curva que alcanzamos vemos un horizonte igual o peor que el anterior. Son ya 6 kilómetros de pedaleo hambriento, las gotas de lluvia empiezan a caer, pienso en llamar a la puerta de cualquier casa que se encuentra cerca de la carretera y preguntar si nos dieran algo de comer...por piedad o por dinero. Todo tapiado.

Levanto la mano a un coche que viene de frente y amablemente hace la parada, nos indica que estamos cerca, pero igualmente queda un buen trecho con las energías de las que disponemos. Son las 15:30, es la ultima subida y Marcos maldice, nos bajamos de la bici y nos arrastramos como podemos...es tanto el limite en el que nos hallamos que cada paso en vacío nos hunde más, rompo a reír llorando, mi abdomen se convulsiona del esfuerzo, bebo agua y respiro hondo. Hemos tocado fondo en 3h 40 min, 40 km y 1155 metros de ascenso total. Una película que a vuestro juicio dejo en calificarla en genero.
A nosotros nos a servido para ponernos bien rectos.

11 comentarios:

  1. Buah Isma!! Me quejaba yo de nuestro comienzo, pero vosotros ganáis por goleada! Ánimo, sólo son experiencias de las que luego os reiréis.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totos los comienzos son duros cuando haces algo que no tienes costumbre Marta, hoy mismo ya nos reímos un buen rato rememorar lo ocurrido.
      Saludos

      Eliminar
  2. Jo Isma, k sufrimiento!!! Estaba ya nerviosa. Queria saber ya el final de la aventura de este día. Espero k no se os junte tanta mala suerte el mismo dia ni nunca más. Saludos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al encontrarte en situaciones así te das cuenta del valor que tienen las facilidades que te rodean en la vida cotidiana, espero también no tener que pasar por la misma situación!
      Gracias Bea por tu apoyo!!

      Eliminar
  3. Si administras bien el resuello, un tipo como tu puede llegar lejos. jajajaj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermano, te acuerdas de la cara que se le queda al bueno de Klean Eastwood tras el desierto? Pues una cara cercana a esa tenía aquel día!! jejeje

      Eliminar
  4. Joder,lo e pasado yo mal leyendo.Animo! y que vaya a mejor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ivan! Que bueno verte por aquí!! Gracias

      Eliminar
  5. Alguien me envió vuestra web y la hazaña...Kamantdú preciosa¡¡¡ tengo buenos amigos que han ido, pero claro no como vosotros. Vaya como he sufrido yo también leyendo. Nada chicos ánimo¡¡ que luego estas anécdotas cuando sean recordadas os harán reir...UN abrazo. Siam.

    ResponderEliminar
  6. Isma, ya se sabe lo que dicen por aquí de ti en mojado, jeje! 18/20 % de subida con todo ese peso, puf! le sacarías partido a ese pedazo buje integrado, un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Isma, ánimo.La experiencia es acojonante, disfruta.
    Por cierto la narración del viaje es muy buena.
    Saluda a Marcos.

    Un fuerte abrazo.

    Pep Simó

    ResponderEliminar